Ampliar el acceso a la innovación para la prevención del VIH

Cuando empezó la epidemia mundial del VIH hace más de 40 años, era una enfermedad terminal. Ahora es una enfermedad prevenible y crónica para las personas que pueden acceder al tratamiento. Sin embargo, el acceso a los servicios de prevención y cura no es equitativo, así como tampoco las innovaciones llegan a las personas que las necesitan.

Ha pasado más de una década desde que se publicó la primera evidencia de la eficacia de la profilaxis previa a la exposición (PrEP) oral diaria. PrEP es una píldora diaria que se puede tomar para ayudar a prevenir el VIH. En 2021, más de 1,6 millones de personas en todo el mundo recibían PrEP, muy por debajo del objetivo de 2025 de 10 millones de personas.

Asociarse para incrementar el acceso a la PrEP

Hasta hace poco, la PrEP se concentraba en países de altos ingresos, aunque en los últimos dos años se ha visto una adopción de la píldora en África Oriental y Meridional.

“Escuché por primera vez sobre la profilaxis previa a la exposición en 2018 cuando comencé a venir al Centro de Investigación de Salud Sexual y VIH/SIDA (CeSHHAR) para recibir tratamiento. La clínica enseña a las trabajadoras sexuales. Las “tías”, que son las enfermeras que trabajan aquí, nos explicaban qué es la PrEP y sus beneficios. Y así fue como me enteré”, dice Nashly, de 26 años, de Mutare (Zimbabwe).

Nashly comparte su historia: fue violada de regreso a casa después de salir del trabajo en 2020, lo que resultó en un embarazo. Sufrió un trauma psicológico con la posible idea de que el bebé y ella misma contrajeran el SIDA. “Vi los beneficios de la PrEP cuando di a luz. Mi bebé no tiene VIH y yo tampoco lo contraje”, explica.

“El servicio que recibimos en CeSHHAAR es crucial para nosotros. Si no estuvieran disponibles, sufriríamos y nos enfermaríamos”, sigue Nashly.

Como parte de los esfuerzos del PNUD para mejorar y ampliar la cobertura de prevención del VIH, estamos apoyando a los países para aumentar el acceso a la PrEP en las comunidades más vulnerables, especialmente entre las poblaciones clave y sus parejas sexuales, quienes ahora representan el 70 % de las nuevas infecciones por el VIH en todo el mundo.

En 2021, el PNUD en Zimbabwe, junto con el Fondo Mundial, el Ministerio de Salud y las ONG, logró llegar a 3.300 trabajadoras sexuales con la PrEP. Esto fue posible gracias a la combinación de puesto fijos de ONG asociadas, como CeSHHAR, que brindan servicios de prevención y divulgación.

En el Pakistán, el PNUD, con el apoyo del Fondo Mundial y junto a las organizaciones comunitarias locales, el Gobierno, ONUSIDA y la OMS, lanzaron una nueva iniciativa para incentivar el uso de la PrEP en junio de 2022. La iniciativa también está trabajando en estrecha colaboración con comunidades clave para proporcionar la PrEP a través de redes de trabajadores de extensión entre pares y centros de acogida. Además, se está capacitando a los trabajadores de la salud del Gobierno en los centros de tratamiento antirretroviral (TAR) existentes para brindar servicios seguros y efectivos de la PrEP.

“Cuando me enteré de la la profilaxis previa a la exposición, quise usarla yo mismo”, comparte Kiran Danesh de la Alianza Interactiva de Género en Karachi (Pakistán). “Cuando le pedí a mi médico que me diera la píldora, me advirtió que no era buena y que no debería tomarla. Más tarde me di cuenta de que el médico estaba equivocado y que probablemente no tenía la información correcta”, explica Kiran.

“Me gustaría tomar la PrEP”, dice Mobin Ahmed de la Fundación Saathi en Faisalabad. “Estoy trabajando como líder en mi comunidad y quiero dar un ejemplo a mis compatriotas de que esta es una medicina muy beneficiosa. Lo usaré tan pronto como esté disponible”, concluye.

Usar la tecnología digital para incrementar el uso de la PrEP

Las soluciones digitales pueden desempeñar un papel importante en el aumento del acceso a los servicios para las poblaciones vulnerables y marginadas, así como en el aumento de la retención.

En Colombia, la plataforma prep-Colombia.org se utiliza para la detección inicial, la programación de citas médicas, el registro de citas de seguimiento y el intercambio de resultados de pruebas de laboratorio. También permite a los médicos generar diferentes métricas, como el nivel de aceptación, la continuación, la prevalencia de toxicidad y el estado serológico. Todo ello se combina con estrategias de prevención combinada llegando a más de 20.300 personas. Este enfoque innovador ha permitido garantizar la provisión continua de servicios, obtener una buena adherencia al tratamiento y apoyar a las personas a pesar de los desafíos que plantea la pandemia de COVID-19.

“Gracias a prep-Colombia, hoy sé cómo cuidarme y cómo cuidar a las personas que amo y a los que me rodean. Mantenerme negativo me llena de tranquilidad y me da ganas de vivir la vida, obviamente con responsabilidad”, dice Joan Alfaro, 22 años, líder social colombiano.

La necesidad de seguir trabajando

Teniendo en cuenta el potencial de la PrEP y otras herramientas innovadoras como el anillo vaginal para mujeres para transformar la prevención del VIH, simplemente no podemos darnos el lujo de repetir los errores del pasado.

Solo abordando las desigualdades y aumentando la capacidad de las personas que viven con el VIH, las poblaciones clave y otros grupos excluidos para acceder a los servicios de salud y de VIH podemos recuperar el terreno perdido en materia del SIDA.

--

--

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
ONU Desarrollo

ONU Desarrollo

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo