Bhután: aprendiendo a vivir con la COVID-19

Foto: PNUD Bhután

Ha terminado otro año sin precedentes. Y la pandemia está lejos de terminar. La aparición de ómicron, una nueva variante altamente transmisible, demuestra que la COVID-19 ha llegado para quedarse y debemos aprender a vivir con ella.

Cohabitar con la pandemia implica ser ágil, innovador, anticiparse y adaptarse para poder responder mejor a la crisis para salir más fuertes, más resilientes y construir un mundo más verde. En los dos últimos años, el PNUD ha centrado su atención en ayudar a Bhután a vivir con la COVID-19. En estrecha colaboración con el Gobierno Real y otros socios, en 2021 hemos intensificado nuestros esfuerzos para abogar por formas innovadoras de hacer las cosas y aprovechamos el dividendo de la pandemia y el espacio político creado para debatir, adoptar y experimentar ideas alternativas.

Deki, una futura madre, y Rada, su enfermera, fotografiadas con el iCTG en el hospital del distrito de Punakha. Foto: PNUD Bhután

La disrupción digital fue uno de los factores clave en los que creímos. Desde la introducción de los iCTG -un dispositivo móvil para la atención prenatal- hasta el ensayo de eLitigation para el acceso continuo a la justicia, garantizamos la prestación ininterrumpida y mejorada de servicios esenciales a los habitantes de comunidades remotas a pesar de las restricciones de movimiento y los requisitos de distanciamiento social. Aportamos experiencias y enseñanzas de otros países para garantizar el rápido desarrollo del Sistema de Vacunas de Bhután, con el fin de lograr un despliegue fluido y eficiente de las vacunas. La pandemia ofreció una oportunidad única para impulsar la transformación digital en estrecha colaboración con jóvenes emprendedores digitales.

En cuanto a la innovación, nos centramos en los adelantos del sector público para mejorar la rapidez y la calidad de la prestación de servicios. También introdujimos el uso de técnicas de conocimiento del comportamiento para mejorar la segregación de residuos. Estas herramientas son necesarias si queremos seguir mejorando los servicios públicos en medio de un espacio fiscal que se va reduciendo.

Mientras luchábamos contra la COVID-19, nos aseguramos de no perder de vista el problema apremiante del cambio climático. Nuestra serie climática de cinco capítulos, en el período previo a la COP26, puso de relieve las vulnerabilidades y los riesgos climáticos de Bhután y mostró su liderazgo en materia de clima y medio ambiente. Las estrategias de desarrollo con bajas emisiones en cuatro sectores proporcionaron una base empírica valiosa para formular las elevadas ambiciones climáticas de Bhután a través de la 2ª Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés).

En la segunda serie climática celebrada en el Día Mundial del Medio Ambiente, su majestad la Druk Gyaltsuen inauguró la 2ª NDC de Bhután y las estrategias de desarrollo de bajas emisiones en cuatro sectores: seguridad alimentaria, transporte, industrias y asentamientos humanos. Foto: PNUD Bhután

Se observaron progresos en la promulgación de prácticas agrícolas resistentes al clima y planes de riego para aumentar la resiliencia de las comunidades rurales, mientras que se puso en marcha un nuevo proyecto de ecoturismo para integrar la conservación de la vida silvestre en el turismo. Estos esfuerzos preparan al sector turístico para su fuerte regreso.

Durante la pandemia, la comunidad mundial se decantó decididamente por la tecnología y las soluciones ecológicas; en particular, las renovables. En Bhután, para impulsar la recuperación ecológica y reforzar los esfuerzos de diversificación de las fuentes de energía, liberamos el potencial de las energías renovables invirtiendo en la primera planta solar conectada a la red del país.

Se espera que la planta de energía solar de 180 kW, junto con el parque eólico de 600 kW en Rubesa, genere 263.000 unidades de energía al año, suficientes para suministrar electricidad a 80–90 hogares. Foto: PNUD Bhután

El desempleo juvenil siguió aumentando y el desarrollo de competencias y la creación de empleo para los jóvenes siguieron siendo nuestra principal prioridad. Basándonos en el anterior mapeo de sistemas de empleo juvenil, nos centramos en evaluar las necesidades de cualificación y creación de demanda futura para preparar a los jóvenes para un mercado laboral en rápida evolución. El Estudio sobre Empleos Digitales y el Desafío de la Innovación tenían como objetivo preparar a los jóvenes para ser empleados en la economía digital.

También centramos nuestros esfuerzos en ayudar al país a cumplir la promesa de la Agenda 2030 para no dejar a nadie atrás. Junto con las organizaciones de la sociedad civil, escuchamos y respondimos a las necesidades de las personas más vulnerables. Se dio un paso histórico al establecer disposiciones para el apoyo de la asistencia jurídica a las mujeres más afectadas, quienes pasaron a ser objeto de un número creciente de denuncias de violencia doméstica. Se facilitó formación y financiación inicial para apoyar el empoderamiento económico de las personas con discapacidades y de las trabajadoras del hogar, que perdieron sus medios de vida a causa de la COVID-19. También intensificamos nuestros esfuerzos de promoción, junto con las organizaciones de la sociedad civil, las instituciones gubernamentales y los organismos de la ONU, para hacer frente a la violencia de género y la salud mental, otras dos pandemias a la sombra.

Cheni Wangmo, tejedora, es una de las trabajadoras a domicilio de Thimphu afectadas por la pandemia. Foto: PNUD Bhután

De cara al 2022, que será inevitablemente otro reto, seguimos profundamente comprometidos y preparados para responder a las necesidades y prioridades de desarrollo de Bhután, que evolucionan con rapidez. La aplicación de la NDC para garantizar que el país siga siendo neutro en cuanto a emisiones de carbono, la creación de empleo y el desarrollo de capacidades para los jóvenes en los sectores naranja, verde y digital y la innovación del sector público para una gobernanza anticipada y ágil seguirán formando parte de nuestros esfuerzos. Acogemos con satisfacción las oportunidades de ampliar nuestras asociaciones y de trabajar muy estrechamente con todos los miembros de la sociedad bhutanesa y de la comunidad internacional para lograr un futuro mejor para todas las personas.

Por Azusa Kubota, Representante Residente del PNUD en Bhután.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
ONU Desarrollo

ONU Desarrollo

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

More from Medium

Log: #066 The Greenprint

Future of Public Transportation in San Diego Uncertain After Pandemic

Charity on the Blockchain

Fenixswap aims to become the DEX that everyone uses for every chain.