Construyendo un futuro de inclusión

Jóvenes líderes de todo el mundo comparten sus ideas para promover la paz y la igualdad.

Un participante en el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) de 2019, “choca los cinco” con Nelson Mandela en las Naciones Unidas. © PNUD/Sumaya Agha

El mundo se está tornando más joven. Hoy en día, una de cada cinco personas tiene entre 15 y 24 años. Sin embargo, a menudo los jóvenes no están presentes en los lugares donde se toman las decisiones, lo que los pone en riesgo de exclusión y desigualdad.

La juventud enfrenta obstáculos para acceder a la participación política, es más vulnerable a la pobreza que la población promedio, y su número en áreas de conflicto ha aumentado drásticamente en los últimos años. Al mismo tiempo, se estima que los jóvenes tienen más probabilidades de convertirse en empresarios que los adultos, tienen tasas de alfabetización más altas y están más conectados que nunca a través de la tecnología. Estas cualidades los convierte en una herramienta muy poderosa para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Con el fin de darle una voz a sus ideas, el reunió a más de 1.000 jóvenes líderes de todo el mundo, quienes compartieron cómo lograrían los Objetivos Mundiales. Se trata del foro juvenil más grande del mundo y la única reunión oficial intergubernamental que reúne a representantes de los jóvenes con funcionarios del gobierno.

En el centro de la discusión de este año estuvo el rol de los jóvenes en la construcción de un futuro sin conflictos ni desigualdades. Es clave ellos que puedan estar más conectados y participar plenamente para mantener la paz y reducir las brechas en las áreas de género, pobreza, educación, discapacidad e inclusión política.

Aquí, seis jóvenes líderes nos cuentan sobre su trabajo para la promoción de la paz y la inclusión.

Espacios inclusivos

Kasunjith es líder juvenil del PNUD en Sri Lanka. Es la primera persona con discapacidad en ser reclutada por el PNUD en Asia. © PNUD/Sumaya Agha

Kasunjith Satanarchchi es el líder juvenil del PNUD en Sri Lanka y es la primera persona con discapacidad en ser reclutada por el PNUD en Asia. Junto con su equipo, está trabajando para mejorar las áreas de trabajo del PNUD en Sri Lanka y otras agencias de la ONU para incluir a más personas con discapacidad. “El PNUD ha comprendido el valor de ser inclusivo en la fuerza laboral, ya que ha estimulado un ‘pensamiento lateral’ y les ha permitido adquirir una perspectiva diferente”, dice.

Las iniciativas incluyen mejorar la accesibilidad, proveer documentos en otros formatos, como el braille, y capacitar a los colegas. Es fundamental que los miembros del equipo entiendan la dinámica de la discapacidad y que aprendan a trabajar con jóvenes con diferentes habilidades, haciéndolos sentir cómodos y desplegando su potencial.

“Necesitamos integrar la discapacidad en la fuerza laboral existente en su totalidad en el PNUD, lo cual no se puede hacer sin la participación de las personas con discapacidad. Creemos que nada sobre nosotros sin nosotros”, dice.

Derechos para todos

Tina Hocevar es vicepresidenta del Foro Europeo de la Juventud. © PNUD/Lei Katof

En Europa, los jóvenes aún enfrentan obstáculos para acceder a sus derechos. Hay límites de edad para votar o postular a cargos políticos, y tienen acceso restringido a la educación, empleo de calidad y protección social.

Tina Hocevar, de Eslovenia, quiere cambiar eso. Es vicepresidenta del Foro Europeo de la Juventud y aboga por la igualdad de derechos de los jóvenes y por vidas libres de discriminación. Ella ayudó a crear una herramienta interactiva en línea, donde los jóvenes pueden aprender más sobre sus derechos.

Un futuro de paz

Christian está trabajando en Camerún para prevenir la violencia entre los jóvenes. © PNUD / Sumaya Agha

El atuendo de Christian Achaleke fue diseñado por uno de los internos de la prisión, a quien ayudó a través de la organización Local Youth Corner. Christian está trabajando en Camerún para prevenir la violencia entre los jóvenes.

“Crecí en medio de la violencia en mi comunidad, pero mi tutor, que era el coordinador nacional de Local Youth Corner en ese momento, me habló sobre trabajar por la paz y utilizar mi energía y mi talento para hacer algo positivo”, explica.

En 2015, la organización comenzó a trabajar con jóvenes en las cárceles, proporcionándoles habilidades vocacionales y empresariales, asesoramiento, y actividades como el deporte para promover la recuperación social. Los reclusos aprenden a producir una amplia gama de productos, incluyendo ropa y joyas, lo que les ayuda a comenzar una nueva vida una vez que son liberados.

Llamado a la acción climática

Pia Risoer Bierre es delegada del Consejo Danés de la Juventud. © PNUD/Lei Katof

Muchos jóvenes daneses se han unido a las huelgas escolares ‘viernes para el futuro’. Entre ellos se encuentra Pia Risoer Bierre, delegada del Consejo Danés de la Juventud. Para ella, la acción climática es la máxima prioridad.

“Los jóvenes daneses son conscientes de que el cambio climático está ocurriendo a un ritmo acelerado y hay mucha frustración por el hecho de que el gobierno y la comunidad global no están haciendo lo suficiente”, dice.

Las reuniones en frente del parlamento todos los viernes han llevado a la iniciativa del Consejo Danés de la Juventud para el Clima, un grupo de expertos y activistas que están involucrándose y recomendando iniciativas sobre acción climática a los miembros del parlamento y el gobierno. Pia tiene la esperanza de que esto resulte en cambios de política concretos.

Emprendedoras energéticas

Ogutu Okudo es gerente regional de la compañía de petróleo y gas SpringRock Energy en Kenia. © PNUD/Daniela Peris

Ogutu Okudo es gerente de la compañía de petróleo y gas Spring Rock Energy en Kenia. Habiéndose abierto camino en el sector energético y extractivo, tradicionalmente dominado por hombres, Ogutu se propuso incentivar e incluir a más mujeres jóvenes. En 2011, fundó Mujeres en Energía y Extractivos de África (WEX Africa), una organización sin fines de lucro que trabaja en países subsaharianos proporcionando habilidades empresariales a mujeres jóvenes y abogando por su participación en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Las niñas y las mujeres son a menudo las que recogen gas y agua para las tareas domésticas. Sin embargo, poco se sabe acerca de las formas en que la energía las afecta directa o indirectamente. WEX África también está implementando programas para estudiar el impacto del petróleo, el gas, la minería y la energía nuclear y alternativa en los medios de vida de mujeres y niñas.

“Las mujeres normalmente hacen trabajos como limpiar o cocinar, pero queremos darles la oportunidad de involucrarse en el mundo empresarial”, dice Ogutu.

Desplegar todo el potencial

Regine Guevara, de Filipinas, trabaja con ONU Mujeres y también se ha desempeñado como Defensora de la Juventud de la ASEAN. © PNUD/Sumaya Agha

La filipina Regine Guevara trabaja con el Grupo Principal de la Infancia y la Juventud de la ONU y también se ha desempeñado como Defensora de la Juventud de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN). Como activista por la paz y la educación, Regine trabajó con jóvenes refugiados rohinyá en Malasia, capacitó a mujeres indígenas en Tailandia y ayudó en tareas de consolidación de la paz en Filipinas.

Su trabajo con los refugiados rohinyá en Malasia se centró en la enseñanza del inglés, el lenguaje y las matemáticas, lo que les ayudó a integrarse en su nuevo entorno. Su trabajo con mujeres indígenas en Tailandia se centró en las habilidades laborales para pequeñas empresas y en la educación sobre cómo obtener capital. Para las mujeres indígenas, la búsqueda de oportunidades a través de empresas ecológicas les permitió desbloquear su capacidad de obtener ingresos y garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

“La educación se presenta de muchas formas diferentes, pero, como cualquier objetivo de desarrollo, está esencialmente enraizada en la promoción de capacidades para que los pueblos y las comunidades desarrollen su propio potencial”, asegura.

Por Daniela Peris, pasante del equipo de Comunicación Digital del PNUD.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo