Papas para hoy, y también para mañana

Cómo una aldea en Nepal afectada por la desaceleración económica utiliza habilidades locales para almacenar productos y generar ingresos para la comunidad.

Foto: Artur Tona/Shutterstock.com

Gyan Bahadur Gurung comenzó a cultivar papas hace unos tres años en una gran parcela de tierra a unas tres horas a pie de su aldea de Olang en el distrito de Gorkha, una región remota de Nepal. Gurung, junto con otros habitantes de Olang, cultivaba entre cuatro y cinco toneladas de papas cada año.

Pero a medida que crecía la producción, se encontraron con un problema. No tenían instalaciones de almacenamiento para las papas y gran parte de la gran cosecha se desperdiciaba.

“Habíamos estado cultivando muchas papas, pero como no teníamos una instalación de almacenamiento adecuada, nuestras papas se estaban echando a perder”, dijo Gurung, de 56 años. “Necesitábamos algo más, un lugar seguro para almacenar nuestros productos”.

Como carpintero durante más de 35 años, Gurung sabía exactamente lo que necesitaban — una bodega de almacenamiento hecha de madera que pudiera albergar las papas de manera segura hasta que se vendieran.

Para construir la instalación de almacenamiento, Gurung buscó el apoyo financiero del PNUD y el municipio rural de Ajirkot. Le proporcionaron un presupuesto de US$ 8.500 y en julio de 2020 se inició la construcción de una bodega de madera con una capacidad de 10 toneladas para albergar las papas y semillas.

Gyan Bahadur Gurung construyó el almacén de papas.
Los dos socios de Gurung trabajan en la construcción de la instalación de almacenamiento de papas. Foto: PNUD Nepal

El propio Gurung asumió la responsabilidad de la construcción, construyendo tablones de madera, cerchas, ventanas y puertas. Fue asistido por dos socios, Bhim Bahadur, 26, Gurung y Jit Bahadur Gurung, 43, ambos de Olang. Bhim Bahadur trabajaba en Gorkha, mientras que Jit Bahadur trabajaba en Katmandú como albañil, pero había estado sin trabajo desde que la pandemia de la COVID-19 azotó Nepal. El proyecto de construcción les proporcionó un ingreso diario para superar estos tiempos difíciles.

La bodega se completó en septiembre en 65 días y ahora puede albergar todas las papas adicionales que producen los agricultores, junto con semillas de papa para una futura cosecha. La construcción beneficia directamente a 24 hogares Janajati de la aldea.

“Me alegro de haber podido utilizar mi experiencia para ayudar a la comunidad y al mismo tiempo recibir un salario decente”, dijo Gurung. “Ahora que tenemos un espacio de almacenamiento adecuado, podemos guardar nuestra cosecha e incluso algunas semillas. De cara al futuro, ahora estamos planeando ampliar la granja”.

Lanzado en junio, el programa de recuperación de los medios de vida del PNUD, cofinanciado por el gobierno de Nepal y el PNUD, tiene como objetivo involucrar a más de 5.000 mujeres y hombres — especialmente los pobres y vulnerables asalariados diarios y trabajadores migrantes — en el trabajo manual a corto plazo a través de proyectos de infraestructura turística y comunitaria a pequeña escala liderados por las propias comunidades.

“El programa de recuperación de los medios de vida adopta un modelo único de asociación entre el gobierno local, los socios internacionales para el desarrollo, el PNUD, las ONG locales y las comunidades para una rápida recuperación de los medios de vida en el contexto de la COVID-19. Programas como este tienen impactos en múltiples dimensiones, ya que promueven la colaboración, el desarrollo de capacidades locales, la creación de empleos, la cohesión social y el desarrollo sostenible al mismo tiempo”, dijo Bernardo Cocco, Representante Residente Adjunto del PNUD en Nepal.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo